SIN EMBARGO, TE QUIERO

20111002165546-la-foto.jpg

La rutina de O Temple se vio ayer interrumpida por un equipo de grabación y un chico con apariencia de protagonista que entraba y salía una y otra vez de una cafetería que ofertaba zumo y croissant por un módico precio.
Los vecinos se agolpaban alrededor de los bártulos que hasta la calle Párroco Manuel Cobas desplazaron Jorge Algora y los suyos. Segundo día de rodaje de “Sen embargo, quérote” y la zona de O Graxal servía para ponerle a la tv -movie la primera y última escena cuando Javi entra en el bar donde un Suso Lista interpreta el papel de camarero y le pone chispa al drama.
Porque la historia parte de un hecho como el cumpleaños de uno de la pandilla para continuar con tragedia. La que emana del asfalto y reparte capítulos amargos todos los días del calendario. Sin embargo, Algora relata una historia triste de forma realista y sin moralina. Su intención es la de normalizar la muerte.
Así es como la señora fatalidad envuelve al grupo de chavales encabezados por Rubén Prieto, Christian Escuredo y Déborah Vukusic. Tras una sesión de ensayos previa a la filmación y dos días con la cámara al hombro, el director nota un cambio. Las nuevas generaciones irrumpen en la escena con una formación sólida detrás. Cualquiera de los tres actores se ha curtido en la televisión y el cine, a través de pequeños papeles, y no han dado el salto directamente del teatro a la gran pantalla como ocurría con sus antecesores.
De este modo, unos aprenden de los otros y veteranos como el propio Lista o Rosa Álvarez, César Cambeiro y Belén Constenla arropan la inexperiencia de los jóvenes talentos que aportan frescura. En el caso de Rubén Prieto, este será su primer papel de protagonista, por lo que está encantado a las órdenes de Algora: “Mímanos moito e desfruta co seu traballo”.
Porque a pesar de la tensión del rodaje, Algora no abandona el tacto y la delicadeza del principio, el joven se siente a gusto e interpreta a uno de su quinta “sanote e deportista”, que se tiñe de gris por lo sucedido y una serie de palos y traiciones posteriores. Asegura que el director hace que todo funcione como un engranaje donde la personalidad de su personaje se oscurece según avanza el filme y la tragedia se cierne sobre el grupo de chicos.
Todo gira en torno a un cumpleaños que golpea en las cabezas de los amigos cada vez que el calendario vuelve a caer en la fecha: “Lo bonito de la historia es que la gente no lo ha superado a pesar de los años” pero transmite la idea de que las cosas pueden cambiar si uno le da la vuelta a la tortilla.
Aunque el drama es el principal ingrediente de la nueva producción, Algora comenta que “Sen embargo, quérote” tiene también momentos divertidos con Suso Lista que le da giros de la sonrisa desde la barra de un bar.
El intérprete asume que es uno de los mayores del reparto en “unha historia chunga que pasa cotidianamente” para hacer de persona confidente de los veinteañeros. Lista es el encargado de contagiar de “bo rollito” a un filme que cogerá forma en septiembre entre Santa Cristina y O Temple. Será un mes intenso de rodaje en los alrededores de la ciudad.
El director apunta que el estreno está previsto para enero en una primera proyección para la que Adivina Producciones suele juntar a todos los colaboradores en el García Márquez de Mera. Más tarde, le tocará el turno a los festivales, señala Algora. La que se macera en territorio coruñés hará llorar, provocará sentimientos diversos y regalará escenas bonitas de amor, peleas y coches con una tarta con velas como telón de fondo. Ella dará paso a la muerte sin rencor ni culpables.

Su medio natural > Asentado en Galicia desde la década de los ochenta, Algora no tiene pensado irse porque este es “mi medio natural” y enfila la cuenta atrás de un nuevo proyecto que se une a los “El niño de barro”–por la que recibía nada menos que nueve premios Mestre Mateo–, “Mintiendo a la vida”, “Camino de Santiago. El origen”, además de sus incursiones en programas de televisión y el mundo de la publicidad.
Actualmente es director-realizador de la firma coruñesa Adivina Producciones. Para esta tv-movie cuenta con el apoyo de la Xunta, a través de Agadic.

Comentarios » Ir a formulario

algora

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.